fbpx

Estalla escándalo por investigación sobre asesinato de Regina Martínez

Estalla escándalo por investigación sobre asesinato de Regina Martínez

 

Veracruz, Ver.  Una investigación de periodistas internacional sobre el asesinato de la reportera veracruzana, Regina Martínez, reveló que el exgobernador, Fidel Herrera Beltrán era investigado por la DEA, el FBI y la Policía de Cataluña, a su paso como cónsul de Barcelona.

Javier Duarte de Ochoa, exmandatario recluido en un penal de la Ciudad de México, sabía de la publicación del trabajo y su contenido, un día antes de que lo subieran a internet, ayer domingo.

El sábado, por medio de su Twitter declaró que estaba al tanto del reportaje, por lo que negaba cualquier anomalía durante las investigaciones realizadas en el 2012, por el entonces Procurador, Amadeo Flores.

En el trabajo narran como desde la administración estatal negaban entrevistas sobre el caso e informaban a los solicitantes que un dato que debía pasar desapercibido es que Regina era lesbiana y tenía una vida “medio revuelta”.

En el texto publicado en El País, y replicado en decenas de medios en el mundo, se deja ver que la investigación la hicieron con la finalidad de dejar fuera la actividad periodística de la víctima con el móvil feminicidio.

Dentro de los datos arrojados más relevantes están la entrevista realizada a Laura Borbolla, en ese entonces de la Fiscalía Especializada para Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

Ella declara que la escena del crimen estuvo alterada, por ejemplo, que arrojaron en exceso polvo para identificar huellas dactilares, un error de primer semestre de criminalística.

Admite que no cree que “El Silva”, detenido por la muerte de la periodista, sea el culpable de los hechos, más, cuando la Procuraduría del Estado lo detuvo teniendo como prueba el testimonio de una persona que lo vio esa noche, que la PGR nunca pudo localizar.

Forbidden Stories, encargada de coordinar el reportaje, dio a conocer también que tuvieron acceso a un expediente de la DEA en la que daba cuenta que Fidel Herrera Beltrán era investigado por Estados Unidos debido a algunas de sus amistades.

También, un agente del FBI da su testimonio confirmando que seguían de cerca los movimientos del exmandatario, así como la Policía de Cataluña hizo lo propio cuando fue nombrado Cónsul de Barcelona.

El trabajo da cuenta de que las noticias sobre el caso que el gobierno de Javier Duarte de Ochoa le interesaba dar a conocer eran publicadas por el portal El Golfo Info y luego replicado por decenas de bots en redes sociales.

Área de archivos adjuntos