fbpx

Población de Jamapa, Veracruz, exigen justicia por asesinato de su Alcaldesa

Población de Jamapa, Veracruz, exigen justicia por asesinato de su Alcaldesa

Jamapa, Ver. Al grito de justicia, decenas de pobladores del municipio de Jamapa despidieron a la alcaldesa, Florisel Ríos Delfín, asesinada el miércoles pasado en un paraje de Medellín de Bravo.

El féretro fue llevado desde la madrugada de ayer al Rancho El Rincón, propiedad de la familia, donde amigos y sus hijos la velaron, en una ceremonia privada.

Cerca de las 16:00 horas, arribaron a la propiedad, ubicada en el poblado Rincón de Jamapa, integrantes, militantes y presidentes municipales del PRD, provenientes de todo el país, que hicieron las guardias de honor antes de partir al panteón municipal.

Los tres hijos de la presidenta municipal envolvieron el ataúd con la bandera de México y lo sacaron al patio para que sus vecinos y los lugareños la despidieran.

Por algunos minutos, mujeres, hombres y niños pasaron en orden, llorando, abrazando la caja de madera con el cuerpo de la edil perredista que apenas el martes estaba entregando su última obra, un gimnasio de box en la cabecera de esa ciudad.

La mayoría prometían ante los restos de Florisel que lucharán hasta las últimas consecuencias para saber quiénes son los responsables de su muerte, lo harán de manera constante, como ella les enseñó a enfrentar la vida.

Los tres jóvenes, sus hijos, no pudieron hilar oraciones coherentes, estaban destrozados ante el crimen que enlutó a toda esa comunidad ubicada a 20 minutos de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

La alcaldesa de Jamapa fue localizada sin vida la mañana del miércoles en un predio ubicado en el área rural de Medellín de Bravo, luego de que un comando armado la privara de su libertad.

Una semana antes, el 4 de noviembre de este 2020, su director de Obras Públicas y su ex tesorera fueron detenidos por la Fiscalía General del Estado, por el supuesto desvío de recursos públicos.

Junto a ellos, los agentes intentaron asegurar a Fernando “N”, esposo de la alcaldesa y presidente del DIF Municipal, sin embargo, logró huir al ocultarse en el ayuntamiento y ayudado, según el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, por elementos de la Policía Municipal.