fbpx

¿A quien tienes que pedirle perdón tú, Andrés Manuel?

¿A quien tienes que pedirle perdón tú, Andrés Manuel?

En los últimos días, o quizá hasta semanas, el Presidente de México se ha obstinado en exigir una y mil disculpas a varias entidades, países, personajes, etc.

 

En campaña nos había hablado del perdón como un estandarte de la 4T, nos decía que su llamada “amnistía” se trataba de perdonar; perdonar a los delincuentes, a los que han matado, a los que han secuestrado, perdonar errores, masacres y atrocidades, perdonar, perdonar, perdonar.

Pero algo ha pasado en él que ahora el discurso del perdón ha cambiado y señala que son los otros los que le debemos de pedir perdón, incluso no sólo a él, sino al Subsecretario de Salud y al propio Secretario de Salud.

Pides, Andrés, que España te pida perdón, por una conquista que aconteció hace más de 500 años, pero no nada más le exiges un perdón a España, sino que molestas al Papa Francisco que tiene temas mucho más trascendentales que abordar y de qué hablar; que a través de él, pida perdón por esta conquista a México. No sé si sepas pero el Papa Francisco no considera ni siquiera abrir un debate interno sobre el rol de la iglesia católica en la Conquista, y tampoco vendrá de visita, y tampoco habrá préstamo de documentos de la curia como los que reclamas.

Pides, Andrés Manuel, que pidan perdón aquellos que nos hemos “atrevido” a cuestionar el mal manejo de la pandemia, pides que le pidamos perdón a Hugo López-Gatell, que le pidamos perdón al Doctor Alcocer, porque los equivocados somos nosotros y no ellos y por eso debemos de pedirles perdón.

Pides, Andrés Manuel, que los que escriben acerca de ti (que no en contra tuya, pero tú así lo ves) te pidan perdón, “deberían disculparse” dices, tan solo porque escriben lo que ven pero no solo eso, sino lo que hay. Nadie te culpa indebidamente, nadie te juzga con “mala leche” como dices tú. Son tus acciones  y tus dichos visibles para todos los que te condenan.

Pediste el día de hoy disculpas por haberle llamado al narcotraficante más sanguinario de todos los tiempos, “El Chapo”, dijiste tal cual “Pido disculpas por haberle dicho así, él es Joaquín Guzmán Loera”.

 

¿Cuándo será que seas tú el que le pida perdón a muchos?

 

Por ignorar el desabasto de medicamentos oncológicos para niños con cáncer, por hacer caso omiso de las miles de mujeres desaparecidas y asesinadas que hay diariamente en este país.

 

Que pudieras ofrecerle disculpas a las mujeres a las que “bautizaste” como las que son y deben ser “cuidadoras oficiales de los padres” mientras que el hombre salga a trabajar.

Que pudieras ser humilde y pedir perdón por la lista interminable de adjetivos y apodos que has proferido en estos dos años a los que no son como tú: fachos, conservadores, neoliberales, pasquines, resentidos, envidiosos, chaparros, Borolas, Pirruris, Ricky Riquín Canallín, Señoritingo, Puchos, chachalacas, títeres,  peleles, ternuritas, aprendiz de mafioso, fresas, y muchos más….

¿No mereces ofrecer disculpas, Andrés Manuel? ¿Qué es más difícil para ti: pedir perdón o perdonar? Te lo dejo de tarea.

CLAUDIA RIVERA

@PANACLO