fbpx

Ajustan rediseño aéreo para ahorrar combustible

Ajustan rediseño aéreo para ahorrar combustible

Las rutas de aproximación del rediseño del espacio aéreo, con las que opera el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), fueron modificadas para reducir el gasto de combustible y el ruido que emiten los aviones, reveló Volaris.

Desde la entrada en operaciones del rediseño el 25 de marzo pasado, en las llegadas se hacían descensos con cambios de velocidad.

No obstante, desde hace aproximadamente dos semanas, los descensos son continuos esto significa que, sin esas modificaciones de velocidad, dijo Alejandro Espejel, gerente de Operaciones Vuelo de Volaris.

La aerolínea detectó la necesidad de modificarlas para conseguir un ahorro de combustible y, tras consultarlo con Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), se aprobó esta modificación.

“Aquí lo que se está buscando es que sea un descenso continuo para que todo el tiempo vengas con los motores desacelerados y no hagas nada de ruido”, dijo.

Con cambios de velocidad, como sucedía previamente, se emitía un mayor ruido y un mayor gasto de combustible, dijo Espejel.

En el caso de Volaris, destacó, habrá un ahorro de 100 a 200 kilos de combustible por cada descenso.

Así, el ahorro será de alrededor del 12 por ciento en gasto de combustible, enfatizó Luis Galicia, jefe de Capacitación Pilotos de la aerolínea.

Al día, se traduciría en al menos dos toneladas menos de combustible, considerando que por cada vuelo solamente hubiera un ahorro de 50 kilos.

En pesos, implicaría un ahorro de al menos 26 mil pesos diarios y 780 mil pesos mensuales, estimaron.

Esta modificación también traerá consigo un menor ruido, lo que se logra al no tener que cambiar la velocidad a la que viaja el avión.

Sin embargo, explicaron que es complicado determinar cuántos decibeles se reduce, porque eso varía según el avión del que se trate.

Grupo REFORMA consultó a Seneam sobre la reducción del ruido; sin embargo, no emitió comentarios.

Esta autoridad impugnó las suspensiones provisionales que juzgados otorgaron a ciudadanos y asociaciones de colonos contra el rediseño del espacio aéreo.

Los colaboradores de Volaris aclararon que las nuevas rutas del rediseño serán iguales, ya que solamente cambia el último punto, porque serán descensos continuos y no con velocidades variadas.

Espejel recordó que el rediseño se implementó para permitir la operación simultánea del AICM, el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía y el Aeropuerto Internacional de Toluca, por lo que era necesario modificar las rutas.

Asimismo, Galicia sostuvo que aunque ahora los aviones sí pasan más cerca de las montañas, no son operaciones más riesgosas porque ahora se opera con el sistema PBN (Navegación Basada en Performance, por sus siglas en inglés), el cual permite una mayor precisión en cada movimiento.

FUENTE: REFORMA.COM