fbpx

Las vacunas de AMLO

Las vacunas de AMLO

Es cada vez más evidente y cada vez más obvio que las vacunas contra el Covid-19 no son de México, son de Andrés Manuel López Obrador. Y son tales sus ganas de tener el control de ellas, y su afán de ser el protagonista, que la entrega de las mismas están resultando ser un caos. Los números no coinciden, su discurso no coincide con lo que sucede en la realidad. Y el tema es que desde el 24 de Diciembre que transmitió en vivo todo el show de la llegada de las vacunas en vivo en su ya rutinaria Mañanera, hoy, a casi un mes, muy poca gente ha sido vacunada, y entre los que han sido vacunados, han sobresalido personas que nada tenían que hacer en la “fila”, parientes de Directores de Hospitales, e incluso por ahí el rumor de que la Jefa de Enfermería del Instituto Nacional de Pediatría (INP) metió en la fila a su hermano, quien es mensajero de dicha institución.

Y aunque Hugo López-Gatell y el propio Presidente han dicho que esto es un delito y que será castigado, es muy difícil de creer cuando vemos que el propio gobierno intenta acaparar todas las vacunas, externando que por supuesto que quien quiera adquirirla de manera privada, podrá hacerlo, pero no dice cómo ni cuando.
Otro insistente y legítimo grito de justicia y repartición equitativa de las vacunas , viene de los médicos que laboran en hospitales particulares, parece que como siempre el sector privado queda en el rechazo del Presidente y en el olvido, siendo que el propio Presidente cacareó al inicio de la pandemia que los Hospitales privados recibirían a pacientes con Covid aunque no tuvieran forma de pagar, y que habría médicos para atender a todos, pero insisto, estos médicos, los que laboran en hospitales privados atendiendo casos de personas que sólo contaban con ISSSTE y que no contaban con un Seguro de Gastos Médicos, son esos mismos médicos que parecieran no entrar en el mapa mental del Presidente.
Por otro lado los estados, y hablo de Querétaro que es donde radico, pareciera que el Gobernador Francisco Domínguez está atado de manos como todos los Gobernadores que no son morenistas, a las decisiones del Presidente. Si bien llegaron unas dosis al estado, no se sabe bien a bien si ya existe la suficiente cantidad de vacunas para todos. No obstante el manejo de la pandemia en Querétaro ha sido considerado como muy bueno por diferentes organismos, y tiene mucho que ver la certeza que ha brindado el Gobierno en cuanto a tema de salud y de protección, pero por otro lado todos tenemos esta sensación de abandono y lejanía por parte del Presidente en estos momentos.
Y por último lo que ya es inexplicable e inaudito fue la renuncia de la exjefa de Planeación de Vacunación, Miriam Esther Veras, en medio de estos momentos, con la justificación de que “estaba muy estresada y que el doctor le había recomendado hacer ejercicio y estar tranquila, pero que no renunciaba por ningún motivo por alguna problemática con el esquema de vacunación”, resulta irrisorio e incomprensible.
Y así es como las vacunas de AMLO seguirán siendo de él en tanto no se compruebe lo contrario, en tanto no veamos que, efectivamente, están alcanzando para todos, accesibles para todos y que el Presidente permita la libre distribución de éstas sin querer acapararlas con fines electorales, cosa que ha dicho “no se va a permitir” en su gobierno porque esas son “politiquerías”.
Creo que como sociedad es urgente y necesario estar unidos para denunciar cualquier forma de “agandalle” de las vacunas y ser los observadores que tanto critica el Presidente tener, pues dice que él solo, sin ningún organismo de por medio, puede vigilar que todo sea llevado con transparencia en su Gobierno.
Al tiempo.