fbpx

Secretaría del Trabajo retira computadoras a trabajadores y les limita el consumo de agua y electricidad.

Secretaría del Trabajo retira computadoras a trabajadores y les limita el consumo de agua y electricidad.

Las medidas de austeridad adoptadas por la dependencia fueron aplicadas a todas las áreas de la institución, pero afectaron especialmente a servidores públicos que operan el programa estrella de la actual administración, Jóvenes Construyendo el Futuro.

Decenas de servidores públicos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) comenzarán a partir del próximo lunes a retomar gradualmente sus labores de manera presencial en oficinas, pero sin utilizar computadoras que la dependencia arrendaba para que desempeñaran sus funciones.

Como parte del recorte del gasto del gobierno impulsado por la Presidencia y la Secretaría de Hacienda, la STPS —dependencia que debe velar por los derechos de los trabajadores— implementó medidas de austeridad que van desde el retiro de computadoras a la mayoría de los funcionarios hasta la reducción a la mitad del consumo de agua de garrafón y la “recomendación” de que no carguen la batería de sus celulares en las tomas de corriente de las oficinas, de acuerdo con testimonios de trabajadores y documentos internos consultados por Animal Político.

Otra medida tomada fue cancelarles plazas de base a funcionarios y hacerlos firmar nuevos contratos en los que son reconocidos como trabajadores eventuales para lo que resta del año.

Este medio solicitó al área de Comunicación Social de la secretaría una respuesta institucional y un informe para conocer la cantidad de trabajadores afectados por los recortes; sin embargo, aunque había comprometido entregar la información solicitada, esto, finalmente, no se cumplió.

Las medidas de austeridad adoptadas por la STPS fueron aplicadas a todas las áreas de la institución, pero afectaron especialmente a servidores públicos que operan el programa estrella de la actual administración, Jóvenes Construyendo el Futuro.

Este jueves retornarán al trabajo mandos superiores, mandos medios y enlaces de la secretaría que no padezcan vulnerabilidades ante el COVID-19, con la encomienda de devolver las computadoras que les asignó la institución y llevar a la oficina sus propios equipos.

“Me pidieron que respaldara toda la información y me preguntaron si tenía posibilidad de llevar mi laptop personal. Yo les dije que sí”, comentó un funcionario que solicitó el anonimato. “Yo pensé que no regresaríamos a la oficina, y no estoy de acuerdo en que me quiten la computadora del trabajo ahora que vuelva. Si voy a estar en mi casa, me parece correcto utilizar mi equipo personal, y que el de la oficina, si no se ocupa, lo devuelvan (al proveedor), pero, si me van a hacer ir, está mal que yo tenga que llevar mi laptop”.

La decisión de retirar los equipos de cómputo fue comunicada por la Dirección General de Tecnologías de la Información de la STPS el 28 de mayo a los subsecretarios, jefes de unidad, directores generales y enlaces administrativos.

Mediante la circular 513/001/2020, el titular de dicha área, Juan Carlos Herrejón Rentería, pidió a los mandos enviar un reporte de los equipos que fueran “susceptibles” de ser “recortados”.

“(Se debe) identificar e informar de manera inmediata a la Dirección General de Tecnologías de la Información aquellos bienes y servicios en materia de Tecnologías de Información —en particular: computadoras, impresoras, extensiones telefónicas, etc.— que, derivado de la presente emergencia sanitaria, son susceptibles de ser dados de baja por uso, por lo cual deberá de remitir (…) la relación de equipos y usuarios resguardantes para poder realizar el recorte correspondiente”, indica el oficio.

En el mismo documento se pidió que al interior de las oficinas se compartieran los equipos entre varios usuarios, contra la recomendación sanitaria de evitar el intercambio de herramientas de trabajo para reducir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus.