fbpx

El problema no es la tormenta o el apagón, sino la falta de capacidad y planeación energética del gobierno, advierten especialistas

El problema no es la tormenta o el apagón, sino la falta de capacidad y planeación energética del gobierno, advierten especialistas

Tras el apagón masivo que se registró esta mañana en el norte del país, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) atribuyó el evento a la suspensión del suministro de gas natural desde Texas, Estados Unidos, tras las fuertes nevadas registradas en aquel país. Sin embargo, especialistas señalan que la falla, la segunda de esta magnitud en menos de dos meses, revela la falta de planeación y capacidad energética del gobierno federal.

“El problema no es el apagón o la falta de electricidad, el problema es que no tenemos la materia prima para generarla”, confirmó Ramses Pech, analista del sector energético. “No tenemos almacenamiento de gas natural, no tenemos el recurso de la materia prima disponible comparado con lo que consumimos en nuestro país, y estamos en función del precio del gas en Estados Unidos”.

De acuerdo con datos del Sistema de Información Energética, las importaciones de gas natural han aumentado notablemente desde hace más de seis años para cubrir la demanda del país ante la disminución de la producción nacional.

De acuerdo a esas cifras, entre enero y octubre del año pasado, de los 8 mil 221 millones de pies cúbicos consumidos por día México, 5 mil 707 millones fueron importados, y solamente se produjeron en el país 2 mil 504 millones.

Consumo, importación y producción de gas natural en México

CFE se deslinda de apagón y acusa a Texas de suspender suministro de gas

Tras el apagón masivo de este lunes, que afectó a 4 millones 766 mil 901 usuarios en la región norte del país, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) reportó que se presentó un desbalance entre la carga y la generación en el norte y noreste, afectando poco más de 10% de la carga media que se utiliza en ese horario en el país.

La CFE informó que Estados Unidos emitió un estado de emergencia en zonas donde considera que el suministro de gas y electricidad está en riesgo, dando prioridad a sitios estratégicos locales y reduciendo o frenando el suministro hacia México.

CFEnergía aseguró que informó sobre esto desde el viernes 12 de febrero a sus empresas de generación y éstas a su vez al Cenace, así como del crecimiento inusitado y exorbitante en los precios; sin embargo, no notificó a los usuarios nada.

La Comisión Federal de Electricidad aseguró además que los cortes de luz también están asociados a caídas en la oferta, tanto de la que se genera con gas natural como por fuentes de energía renovable.

Esta noche, el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) informó que sigue realizando cortes de carga rotativos en el norte, occidente y oriente de México debido al aumento de la demanda de energía en el pico vespertino y nocturno, por lo que los apagones continuarán.

Advierten que México necesita coordinación con EU para transitar a energías limpias

 

El analista Ramses Pech señaló que esta situación deja ver la importancia de que los planes energéticos de México vayan de la mano con los del gobierno de EU, que están enfocados en el desarrollo de la energía solar y eólica, así como en el cambio de manufactura de automóviles que usan combustibles fósiles a los que utilizan energía eléctrica.

“Si México no coordina que tenemos un socio comercial que quiere invertir en eso (…) nosotros vamos a estar colapsados en el 2030 y la CFE, en el 2024”, aseguró. México, ejemplificó, utiliza gas natural para generar alrededor del 60% de su electricidad, comparado con Estados Unidos, que lo utiliza para producir un 40% de su consumo.

 

 

“La reforma eléctrica mataría todo incentivo a la inversión en el sector”, alertan

 

Rosanety Barrios, especialista independiente del sector, afirma que el gobierno mexicano “no tiene forma de responder” de manera unilateral a la necesidad de infraestructura para garantizar un sistema de energía seguro, y sostiene que la respuesta es permitir que las empresas privadas participen para así lograr aumentar la producción nacional.

“Lo que resulta brutalmente preocupante es que nuestro sistema no tiene capacidad de reacción, ninguna”, dice Barrios antes de reprobar la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica enviada al Congreso por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La única forma para que México cuente con la infraestructura que necesita para tener energía limpia, barata y de calidad todo el tiempo es con la participación de la iniciativa privada, pero esta administración no la quiere”, lamentó.

Esta reforma eléctrica pretende modificar el mecanismo de despacho de las centrales eléctricas, dando prioridad a la energía producida por las hidroeléctricas y plantas de combustibles fósiles de la CFE, y eliminando la obligatoriedad de las subastas eléctricas en las que pueden participar las empresas privadas para abastecer a la estatal, en especial con energías limpias.

Una iniciativa como ésta, advierte Barrios, “es matar por completo todo incentivo para la inversión en el sector eléctrico y una pésima señal para otros sectores”.

FUENTE: LATINUS.US